Descripciones de jardines colgantes de Babilonia

FR EN ES

Descripciones


Los jardines colgantes de Babilonia son un conjunto de jardines ubicados en la antigua ciudad de Babilonia, en Irak. La principal dificultad que encuentran sus sujetos es la falta de fuentes documentales. Los documentos que nos han llegado no solo son raros, sino también poco fiables porque son testimonios sistemáticos, es decir, historias tomadas de documentos antes de su escritura. Si agregamos el contexto histórico desfavorable a la conservación de la información oral o escrita (esta región del mundo a menudo ha sido inestable y durante largos periodos), y el rumor se transmite oralmente desde un lugar mítico donde un jardín se suspendería en l Aire, obtenemos todas las condiciones favorables para no poder describir un monumento de 2600 años de antigüedad.

Y, sin embargo, estos documentos asociados con la investigación arqueológica, que no han tenido éxito, pueden estimar su aspecto. Pero antes de eso, debemos hablar sobre los autores griegos y romanos en los que se basan los especialistas.

Jardines de Babilonia

Jardines de Babilonia


Escritores antiguos

Hay 5 fuentes documentales en los jardines de Babilonia. Dos son particularmente reconocidas, la de Flavio Josefo, historiógrafo romano del primer siglo y la de Diodoro de Sicilia, historiador del primer siglo antes de Cristo. Los otros son el geógrafo de Estrabón en el primer siglo antes de Cristo, Quinte Curce, historiadora romana del primer siglo y Philon de Bysance, del tercer siglo antes de Cristo.

Los historiadores se preguntan constantemente sobre la confiabilidad de sus escritos respectivos, ya que todos pueden tener intereses divergentes, pero sobre todo información errónea. Aún así, es sobre la base de estos cinco autores que se basa la siguiente descripción.


¿Un jardín realmente suspendido?

Sobre todo, debes saber que la palabra "suspendido" no tiene sentido cuando hablamos de jardines. Estos jardines no fueron suspendidos, no podrían haber sido, considerando el peso que representaban. Esta expresión proviene de la descripción de Philo, que ofrece más una imagen irreal del monumento que una descripción real en su obra, "De septem orbis spectaculis". Describe un jardín flotando en el aire, y es esta imagen la que marca con fuerza los espíritus que nos han propagado.

En realidad, estaban en un edificio, eso es lo que les dio esa impresión de flotar.


El sotano

Si hay un punto común entre las diferentes descripciones, es que estos jardines se instalaron en una estructura construida por el hombre, por lo que la altura. El plan era de unos 120 metros cuadrados. Desde el piso de las columnas se alzaba un techo sobre el cual se instalaron los jardines. Estas columnas no son seguras, era posible que fueran paredes simples, gruesas y sólidas, pero las columnas son mucho más probables porque permitieron hacer una bóveda, descrita por Strabo, el único autor que lo hizo. Y sabemos que la bóveda permite distribuir las cargas en las columnas mucho mejor que si el techo hubiera sido plano. De hecho, un techo plano es simplemente imposible, la carga era demasiado pesada para que el conjunto se apoye. Sin embargo, esto es lo que describe Quinte-Curce (un techo de piedra sobre el cual se extendió la tierra).

Abajo, había una gran sala salpicada de columnas muy cercanas, extremadamente oscuras. Esta habitación, según Diodorus Siculus, se utilizaba para almacenar cosas, era una reserva. El arqueólogo alemán Koldewey, quien llevó a cabo varias campañas de excavación, describe esta sala como dividida en 14.

El material utilizado es el ladrillo para Estrabón, está de acuerdo con los hábitos de las construcciones de la época, para la civilización babilónica. Por otro lado, otros mencionan la piedra, un material mucho menos utilizado.


La arquitectura

Sobre el techo había una sucesión de terrazas. Se desconoce el número de terrazas, algunas representaciones del siglo XIX muestran 6, pero esta información no se basa en datos confiables. Aún así, como se representa este monumento, se realiza con varias terrazas. Tenga en cuenta que en la antigua gramática griega se distingue la singularidad, la dualidad y la multiplicidad. Pero en los textos los griegos usan la multiplicidad, prueba de que había al menos 3 terrazas.

Todas las terrazas tenían que elevar el edificio a una cierta altura, imposible de decir hoy en día. Quinte Curce estima la cumbre a la altura de las murallas de la ciudad. Uno está listo para creerlo, pero sería necesario conocer la altura de las murallas de Babilonia porque Estrabón y Diodoro lo fijaron a 22 m y Heródoto a 100 m, lo cual es aberrante pero especialmente marca la falta de fiabilidad de la información de la época.


Los jardines

Ninguno de los autores da información sobre los propios jardines. Una descripción indica que las terrazas estaban cubiertas con un bosque de árboles, pero esta es la única indicación que tenemos y otra vez hasta que la cruzamos nuevamente con otros documentos o Con los hallazgos arqueológicos esto no es confiable. Así que ignoramos las especies de árboles plantados y cómo se estructuraron los jardines. ¿Fueron los jardines dopados o, por el contrario, la naturaleza simulada?

El jardín probablemente requería mucha agua. Fue traído por un sistema mecánico (siempre para tomar el condicional, no es seguro). Según Estrabón sería un gusano alimentado por hombres. El agua vino del Eufrates por un ingenioso sistema de tuberías.

Aquí está la descripción de Estrabón, geógrafo griego del primer siglo, en su libro "Geografía", Volumen XVI.

Este jardín, enorme plaza de 4 pletones de lado, consta de varios pisos de terrazas sostenidas por arcos cuyas bóvedas caen sobre pilares de forma cúbica. Estos pilares son huecos y llenos de tierra, lo que hizo posible introducir los árboles más grandes. Pilares, arcos y arcos fueron construidos con nada más que ladrillos refractarios y asfalto. Llegamos a la terraza superior por los escalones de una inmensa escalera, a lo largo de la cual se han dispuesto estacas o tornillos hidráulicos, destinados a elevar el agua del Éufrates en el jardín, y que funcionan sin interrupción por el Esfuerzo de los hombres comprometidos con este cuidado.




Copyright 2013 - 2019 - Prohibida la reproducción sin el permiso del autor. Este sitio web es privado, no oficial, como resultado del trabajo de compilación de las obras de diferentes autores. A menos que se indique lo contrario, las fotos son libres de regalías. Para distinguir ilustraciones gratuitas de otras, ver: Fuentes documentales. Otros sitios web del mismo autor en otros dominios: Marguerite Duras, Pirineos Orientales. Autor del sitio: ver créditos.